La fiscalía de Düsseldorf ha informado este viernes de que Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló deliberadamente el avión de Germanwings tenía un certificado médico de baja por enfermedad, que había roto y ocultado a la empresa, así como otros documentos que demuestran que estaba en tratamiento.

Andreas LubitzLa fiscalía de Düsseldorf no ha querido especificar la naturaleza de la enfermedad, pero este viernes ya adelantaba el diario alemán Bild, que Lubitz había recibido tratamiento psiquiátrico por un “grave episodio depresivo” hace seis años.

El hecho de que entre los documentos encontrados en el registro de su domicilio hubiera “bajas médicas rotas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos” indica que el afectado “ocultó a su empleador y a su entorno profesional” su enfermedad.

Fuentes de la fiscalía han negado, en cambio, que se hubiera encontrado en su casa una carta de despedida. Señalan además que no hay evidencias políticas o religiosas detrás de su actuación.