Desde el 4 de enero los británicos viven bajo un confinamiento general debido a la nueva cepa del coronavirus

La propagación del coronavirus registra niveles récord: más de 400.000 nuevos casos fueron confirmados tan solo en la última semana. Los hospitales están en estado crítico.

Aunque dos millones de personas han sido vacunadas en el país, todavía queda el groso de la población por vacunar. Mientras tanto las autoridades piden respetar las restricciones y no saltarlas durante los paseos al aire libre. En Inglaterra se permite a los ciudadanos salir una vez al día para hacer ejercicio pero la preocupación recae en cuántas más restricciones habrán que implementar para evitar el colapso de los hospitales.