La mujer que inició la rebelión contra el velo islámico en Irán, Vida Movahed, ha sido condenada a un año de cárcel por no repetar la obligatoriedad de mantener puesta dicha prenda en público y  “alentar a las personas a cometer actos de corrupción”, según ha explicado este sábado su abogado. A pesar de que fue indultada  el pasado 3 de abril por el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, quien en esa fecha perdonó a cientos de presos con motivo del aniversario de la elección de Mahoma como profeta, la orden todavía no se ha ejecutado y Movahed sigue en la cárcel.