El partido Likud, del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aventaja por la mínima a la coalición centrista Azul y Blanco de Beni Gantz con el 99 % de los votos escrutados, tras los comicios celebrados este martes en Israel.

Según los datos del comité central electoral, con más 3,9 millones de los votos escrutados, el Likud obtendría un 26,47% por ciento de las papeletas, frente a un 26,11% por ciento de Azul y Blanco, que le iría por detrás.

La participación electoral en estos comicios fue de 4.016.310 votantes, alrededor del 67 %, casi cuatro puntos menos que en los anteriores comicios legislativos de 2015, señaló el digital local Times of Israel.

(DW)