La Generalitat Valenciana ha decidido decretar el cierre total de bares y restaurantes, y fijar el de los comercios a las 18:00 horas en todo el territorio, durante 14 días, para intentar contener los contagios de coronavirus. La tercera ola también preocupa a la Comunidad Foral de Navarra, que ha ordenado el cierre del interior de la hostelería y ha limitado las reuniones en casa al grupo de convivientes.  

La Comunidad Valenciana solicitará este miércoles al Ejecutivo adelantar el toque de queda a las 20:00 horas. Allí, las nuevas medidas entrarán en vigor este jueves 21 de enero, a las 00:00 horas, según ha anunciado el president Ximo Puig, tras la reunión de la comisión interdepartamental para la prevención y actualización frente al coronavirus que se ha celebrado este martes.