Millones de estudiantes europeos están regresando a las aulas en las últimas semana. Los países están afrontando de forma diferente las precauciones ante la COVID-19.

En Italia, el lunes 14 de septiembre es el día del comienzo de curso escolar. Además de la distancia social, son obligatorias las mascarillas a partir de los seis años. Aquellos que falten al colegio durante más de tres días tienen que presentar un certificado de que no tienen la enfermedad.

Portugal coincide con Italia en el día de reapertura. Las mascarillas son obligatorias por encima de los once años, excepto en las clases de educación física, y se han diseñado circuitos en los centros para que los diferentes grupos no se crucen.

A partir de este lunes, habrán comenzado las clases en los principales países europeos. Alemania fue la primera en hacerlo el pasado 3 de agosto y el resto han elegido este mes para el comienzo de un difícil año escolar.