Hoy comienza la Semana Mundial de concienciación sobre el uso de los antibióticos, que tiene como objetivo dar a conocer el problema de la resistencia a los antibióticos.

Los antibióticos son la piedra angular de la medicina moderna, pero el uso indebido en los humanos y los animales han facilitado la aparición y propagación de resistencias, con lo que los fármacos utilizados para tratar las infecciones dejan de ser eficaces.

Alejandro Dorado Garcia, especialista en inocuidad de alimentos y resistencia a los antimicrobianos de la FAO asegura que “lo más importante” es que las bacterias que están en los animales y son resistentes a tratamiento son transmitidas a los ganaderos, a sus familias, y también se propagan en el medio ambiente. “Y a través de la cadena alimentaria viajando hasta nosotros, los consumidores, en el pescado, la carne, la leche y los vegetales que consumimos todos los días”, alerta.