Las fuerzas armadas de Australia han comenzado a evacuar, con la ayuda de buques militares, a miles de personas que se han visto inmersas en los numerosos incendios que han arrasado el sudeste del país y han causado al menos 19 muertos.

Con esta operación, los militares pretenden rescatar a los 4.000 vecinos y turistas varados desde hace días en una playa de Mallacoota, en el estado de Victoria, donde las autoridades confirmaron la muerte de una segunda persona y donde hay al menos 28 desaparecidos.