Según la estatal Agencia para la Reincorporación y la Normalización, un total de 128 excombatientes de las FARC han sido asesinados desde la firma del acuerdo de paz hasta principios de abril.