office-625893_640Fujitsu ha anunciado el lanzamiento mundial de su próxima generación de servicios cloud, Fujitsu Service Cloud K5, la primera plataforma de cloud computing que permite la transformación digital a través de la perfecta integración de los entornos TI tradicionales, con las nuevas tecnologías basadas en la nube. Este servicio acelera el desarrollo de aplicaciones uniendo la fiabilidad a nivel empresarial, el rendimiento y escalabilidad con la rentabilidad de la tecnología cloud basada en código abierto.

K5 es una parte clave de la Plataforma Digital de Fujitsu, MetaArc. Ofrece un amplio conjunto de tecnologías diseñadas para permitir a las organizaciones desarrollar y desplegar nuevas aplicaciones cloud nativas, “Fast IT”. Al mismo tiempo, K5 permite a los clientes explotar el valor de sus infraestructuras tradicionales “Robust IT”, a través de una perfecta y consistente integración en las nuevas aplicaciones cloud.

Como consecuencia de ello, Fujitsu permite a las organizaciones capturar el valor de sus sistemas legacy mientras modernizan sus entornos de TI. Los clientes pueden aprovechar las grandes capacidades de K5 en las áreas de integración y desarrollo de aplicaciones, así como las amplias capacidades de MetaArc para el despliegue y la gestión automatizada multi-cloud.

La plataforma MetarArc permite el desarrollo de aplicaciones de forma rápida. Esto crea un nuevo valor a través de la digitalización de los servicios de TI existentes en las empresas, logrando una integración rápida y eficaz en entornos TI híbridos. En gran medida los ciclos de lanzamiento acelerados permiten a las organizaciones testear de una forma más rápida y aportar así nuevos servicios al mercado o si fracasan, empezar de nuevo sin perder tiempo. Gracias a la arquitectura abierta de K5 y la capacidad de MetaArc para ejecutar y administrar cargas de trabajo en cualquier plataforma elegida, los nuevos sistemas pueden funcionar tanto en el cloud público como en los entornos propios de los clientes.

La integración de la tecnología UForge- a partir de la reciente adquisición de Fujitsu de USharesoft- en K5 ayuda a la puesta en marcha de las aplicaciones y de la migración automatizada soportando todas las plataformas cloud líderes en el mercado, tanto dentro como fuera de las instalaciones y no sólo los servicios cloud de Fujitsu. Esta funcionalidad ha permitido crear un piloto de K5 en un cliente, en una de las empresas de telecomunicaciones más grandes del mundo y conseguir una mejora del 30% en una aplicación de facturación de misión crítica.

Al apostar por una arquitectura basada en código abierto como es K5, Fujitsu ofrece eficiencias de costes previamente inalcanzables y abre la puerta a la obtención de un menor coste de propiedad. K5 significa que las empresas pueden reducir significativamente la dependencia con el proveedor, debido a la arquitectura OpenStack subyacente. El servicio K5 también está respaldado por sólidos acuerdos de nivel de servicio medidos desde el momento en el que aparece la incidencia otra de las características que diferencia a K5 de los otros servicios cloud.

La plataforma está disponible en cuatro modelos de entrega, nube pública, privada virtual alojada, dedicada y dedicada en las instalaciones. En todos ellos se ofrece una disponibilidad del 99,99%, con SLAs y soporte a nivel verdaderamente empresarial que es el necesario para desplegar sistemas de misión crítica desde la nube.