Científicos chinos han advertido en un reciente estudio del peligro de una nueva cepa de gripe porcina identificada en cerdos del país asiático, que tiene el potencial de contagiar a humanos y provocar una nueva pandemia, aunque destacan que las posibilidades de que pueda transmitirse entre personas “son bajas”. 

El estudio, liderado por el científico Liu Jinhua de la Universidad de Agricultura de China y publicado por la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), se basa en más de 30.000 muestras tomadas entre 2011 y 2018 de las vías respiratorias de cerdos en 10 provincias chinas.

Los científicos han encontrado 179 virus diferentes de la gripe porcina tras analizar las muestras. Entre ellos se encuentra uno denominado G4 que es una “combinación única de tres linajes”, entre los que figura la cepa del H1N1 que mutó de los cerdos a los humanos y fue responsable de la pandemia de gripe de 2009.

Todavía no hay evidencia de que el G4 pueda extenderse de persona a persona, pero los investigadores advirtieron que el virus estaba en aumento entre las poblaciones de cerdos y que “podía representar una seria amenaza para la salud humana”. La transmisión del virus de cerdo a humano podría “provocar una infección grave e incluso la muerte”, dijo el estudio, que exigía una vigilancia y un control más estrictos de la propagación del virus.