Foto_Chinchon_Clausura_16102014_MiguelMunozRomero_3Chinchón abre las puertas de la exposición ‘Los Tesoros de la Clausura’, que descubre piezas de arte únicas que llevaban ocultas tres siglos

 La exposición ‘Los Tesoros de la Clausura’, que ya ha sorprendido a miles de visitantes en los dos años anteriores, muestra el patrimonio material que las Hermanas Clarisas de Chinchón han mantenido oculto durante más de tres siglos bajo los estrictos controles de la Clausura. Pinturas, artesanía, objetos litúrgicos y decorativos, figuras y tallas religiosas, vestidos de celebración y otros elementos de alto valor histórico se exponen al público en el Monasterio de la Purísima Concepción de Chinchón con una novedad para este año: al principio de cada jornada de apertura se organizarán dos visitas guiadas para todos los interesados que se acerquen.

 ‘Los Tesoros de la Clausura’ es una exposición única en España que muestra todo el patrimonio histórico-artístico y religioso que durante más de 300 años ha sido guardado por las HermanasFranciscanas Clarisas Descalzas de Chinchón tras los muros de su Monasterio, y que cumple su tercer año tras un éxito mayúsculo de público y crítica en las dos ediciones anteriores.

La principal novedad de este año es la inclusión de dos visitas guiadas, llevadas a cabo por personal especializado en patrimonio histórico-religioso, al principio de cada jornada. Los horarios de apertura para la temporada 2014 serán los sábados de 16 a 19 horas y los domingos de 12 a 14 horas y de 16 a 18 horas. Una muestra que estará disponible para todos los interesados en el Monasterio de la Purísima Concepción de Chinchón hasta el 8 de Diciembre incluido.

‘Los Tesoros de la Clausura’ suponen una novedad de por sí, ya que nunca se habían abierto de par en par las puertas de un monasterio de Clausura al público general, y menos aún se había organizado una exposición de arte religioso con piezas de un alto valor patrimonial e histórico que han estado ocultas bajo los códices de esta Orden eclesiástica durante más de tres siglos.

Piezas de artesanía hechas en materiales preciosos como mármol u oro; óleos que en su momento adornaron estancias y capillas; objetos de decoración o de culto, como la tabla de Divino Pastor del pintor Alonso del Arco; urnas-sagrarios de plata como la que les regaló en dote las Descalzas Reales de Madrid a las propias Clarisas; ternos de Damasco con los escudos bordados de los Virreyes del Perú; figuras religiosas como las esculturas en mármol blanco del mausoleo de los V Condes de Chinchón; vestidos litúrgicos e incluso, estancias monumentales enteras rehabilitadas y remodeladas con un alto nivel arquitectónico y religioso son algunos de los reclamos que los visitantes podrán descubrir en esta colección.

En este sentido, el buen estado de conservación de muchas de las piezas expuestas tiene que agradecerse al hecho de que hayan estado ocultas durante siglos tras los muros de este edificio religioso.

Y es que el Monasterio de la Purísima Concepción, que actualmente alberga a nueve Hermanas, ha sobrevivido a hechos tan dramáticos como la Guerra de la Independencia o la Guerra Civil española, preservando intacta su colección en base al respecto que se le tenía al recinto por ser un edificio religioso.

 

La entrada a la exposición tiene un precio de 5 euros que se destinarán al mantenimiento de la congregación y de los tesoros que guardan en su interior. Una muestra excepcional y limitada que merece la pena visitar antes de que se oculten de nuevo otros tres siglos más.