China se hizo el lunes con las instalaciones del consulado estadounidense en la ciudad de Chengdu, después de haber ordenado su desalojo en represalia por la clausura del consulado chino en la ciudad estadounidense de Houston.

El consulado de EEUU en Chengdu, en la provincia de Sichuan, cerró oficialmente a las 10 a.m. (0200) del lunes, tras lo cual las autoridades chinas accedieron al edificio por la puerta principal, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de China en un comunicado.

El viernes, Pekín anunció que había pedido a Estados Unidos que cerrara su consulado en Chengdu, dando a los estadounidenses 72 horas para desalojarlo, el mismo tiempo que se le dio a China para abandonar su delegación en Houston, cerrada el viernes.