Un nuevo coronavirus, que no ha sido identificado previamente en humanos, fue detectado tras el ingreso de un paciente en un hospital de la ciudad china de Wuhan

La Organización Mundial de la Salud ha alertado de la presencia en China de una nueva enfermedad respiratoria con 41 casos confirmados y una muerte hasta la fecha. Las investigaciones han comenzado y las agencias de salud se preparan para un posible brote. La organización ha definido el coronavirus como “una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS)”.

Tarik Jašarević, portavoz de la OMS, ha indicado que se detectó una nueva variante nunca identificada previamente en seres humanos tras el ingreso de un paciente en la ciudad de Wuhan. Las autoridades chinas han confirmado ya 41 personas afectadas de las cuales seis son casos graves y siete han sido dados de alta. Los pacientes han sido aislados y reciben tratamiento en las instituciones médicas de Wuhan.

La población ha sido informada de los cuadros y síntomas clínicos de la enfermedad, principalmente fiebre, en algunos casos con dificultades respiratorias. Además, las radiografías de tórax realizadas muestran inflamaciones neumónicas invasivas en ambos pulmones.

Ante este escenario, Jašarević indicó que “las autoridades chinas compartieron la secuencia genómica completa con la OMS y con el público”, y destacó la relevancia de compartir esta información “para que otros países lo utilicen en el desarrollo de herramientas de diagnóstico específicas”.

De acuerdo con las investigaciones epidemiológicas preliminares, la mayoría de los casos están relacionados con personas que trabajaban en el sector alimentario o eran manipuladoras de alimentos y visitaban frecuentemente un mercado de mariscos en Wuhan. No obstante, uno de los casos confirmado afecta a una mujer que viajaba de Wuhan a Tailandia.

“Las investigaciones epidemiológicas están en marcha y estamos a la espera de los resultados, pero sí, es ciertamente posible que la transmisión entre humanos sea limitada”, dijo la doctora Maria D Van Kerkhove, jefa de la Unidad de Enfermedades Emergentes y Zoonosis de la OMS. Destacó que no hay ninguna prohibición de viajar a Wuhan en estos momentos, y que dará a conocer más información a medida que continúen las investigaciones.

La doctora añadió que los Estados miembros están preparados ante esta situación debido a las experiencias previas con la enfermedad, “Esto es algo para lo que la comunidad mundial se ha preparado y todos los dispositivos están listos para activar nuestros planes y utilizar los materiales que desarrollamos para el SARS, para el MERS, y adaptarlos a nuestra situación actual”

Del mismo modo indicó que se ha elaborado una guía técnica sobre el nuevo coronavirus y que se seguirá actualizando a medida que se disponga de información adicional.