Con el desfile de miles de soldados y una ceremonia cargada de brillo, pero también de marcialidad y músculo, el gobierno de China dio inicio este martes (01.10.2019) a las celebraciones por el 70 aniversario de la fundación de la República Popular, que este año se ven marcadas por las protestas en Hong Kong, donde los manifestantes amenazaron con opacar la fiesta de la potencia comunista.

Desde la Puerta de la Paz Celestial, frente a la plaza de Tiananmen, el presidente Xi Jinping encabezó la ceremonia. “Hace setenta años un día como hoy el camarada Mao Zedong declaró solemnemente al mundo en este mismo lugar la fundación de la República Popular China y el pueblo chino se puso en pie”, proclamó el mandatario, parafraseando una de las citas más célebres de Mao.

Aunque China no ha invitado a líderes extranjeros al evento, sí acudirán los embajadores en Pekín.  Más de 15.000 soldados participan en el desfile, junto a 160 aviones de combate y drones supersónicos, además de 580 tanques y otras piezas de artillería y misiles, algunos de ellos nunca vistos en público, según los medios oficiales chinos. Será el mayor desfile militar e su historia, el aniversario supone superar los 69 años de existencia de la URSS (1922-1991), lo que convierte a China en el sistema comunista más longevo de la historia.

También tendrá lugar un desfile civil con la participarán unas 100.000 personas junto a decenas de carrozas representativas de las distintas etapas que ha atravesado el país en las últimas siete décadas.