China, el país que más contamina del mundo, promete luchar contra el cambio climático. Así lo ha manifestado el primer ministro chino, Li Keqiang, durante una visita en Berlín en la que se ha entrevistado con la canciller alemana, Angela Merkel.

Li Keqiang, ha asegurado que China mantendrá su compromiso con el Acuerdo de París para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En rueda de prensa, junto a la canciller alemana Angela Merkel, Keqiang dijo que respetará el acuerdo aunque la posición de otros países pueda cambiar, en alusión a EE.UU.

Merkel ha mostrado su satisfacción por el compromiso chino y ha subrayado la importancia de la cooperación entre la UE y la potencia asiática para avanzar en tecnologías limpias.

La canciller alemana ha apostado por estrechar relaciones con Pekín, tanto a nivel bilateral como de la Unión Europea, “en tiempos de inseguridad global”.