Los bomberos de Valparaíso desplegaron a todos sus efectivos y usaron medios aéreos para controlar las llamas, pero no pudieron hacer nada para salvar las viviendas.