Además, un grupo de manifestantes saqueó la Parroquia de la Asunción para montar barricadas en las calles

Un edificio patrimonial del centro de la capital chilena ha sido incendiado por encapuchados este viernes durante las protestas contra el gobierno, que cumplen tres semanas de disturbios y que han dejado al menos 20 muertos.

El inmueble incendiado, que data de comienzos del siglo XX, era utilizado como rectoría y decanato de varias facultades de la Universidad Pedro de Valdivia, privada, y prendió en llamas por obra de un grupo de encapuchados que antes de la ignición saquearon el lugar, dijo a la prensa Felipe Guevara, intendente (alcalde) de la región Metropolitana, en la que se encuentra Santiago de Chile.

Mientras se incendiaba ese edificio de la Universidad Pedro de Valdivia, otro grupo de manifestantes violentos saltó las rejas de la embajada de Argentina en Chile y ocasionó destrozos en su jardín, además de romper algunas ventanas arrojando piedras.

Los incidentes violentos de la jornada continuaron con el saqueo de la Parroquia de la Asunción, de donde sacaron bancos y confesionarios para montar barricadas en las calles.

Otros manifestantes violentos comenzaron a distribuirse por diferentes puntos de la ciudad en los que causaron más desmanes, entre ellos el incendio del Registro Civil del barrio santiaguino de Providencia, además de generar barricadas y fogatas callejeras.