Los 74 miembros del Foro de Diálogo Político Libio, liderado por la ONU, han seleccionado un presidente y un primer ministro interino para su nuevo consejo ejecutivo

Desde el derrocamiento del exgobernante Muammar Gadaffi en 2011, Libia cayó en crisis en diferentes frentes y dejó al país esencialmente dividido entre un Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) reconocido por la ONU con sede en la capital, Trípoli, y una administración rival, liderada por General Hafter, que dirige el autodenominado Ejército Nacional Libio (LNA) con sede en la parte occidental del país.

Los 74 miembros del Foro de Diálogo Político Libio, liderado por la ONU, han celebrado en Ginebra las votaciones para formar un consejo ejecutivo:

Abdul Hamid Dbeibah, un poderoso empresario respaldado por las tribus occidentales, fue elegido por sorpresa como Primer Ministro de un Gobierno de unidad transitorio en un proceso que pretende dar equilibrio a las potencias regionales y a los distintos intereses políticos y económicos. El diplomático Mohammad Younes Menfi, con una base de apoyo en el este del país, encabezará el Consejo Presidencial.

Abdul Hamid Dbeibah, un poderoso empresario respaldado por las tribus occidentales, fue elegido por sorpresa como Primer Ministro de un Gobierno de unidad transitorio en un proceso auspiciado por la ONU que pretende dar equilibrio a las potencias regionales y a los distintos intereses políticos y económicos.

El diplomático Mohammad Younes Menfi, con una base de apoyo en el este del país, encabezará el Consejo Presidencial.

Naciones Unidas saluda el acuerdo. Pero las posibilidades de éxito pueden verse frustradas por la elevada tensión entre las potencias mundiales y regionales con intereses en el país.