Con la salud y lo sanitario en el centro, “ponga también el foco en la devastación económica provocada por la crisis de la COVID-19”

La Encuesta de Población Activa (EPA) señala una cifra total de desempleados en Andalucía de 907.200 personas, 25.100 parados menos que en el trimestre anterior. La tasa de paro se sitúa así en el 22,74%. En términos interanuales, Andalucía cerró el año 2020 con 83.400 parados más; un incremento del 10,12% respecto a 2019.

En cuanto a los ocupados, Andalucía registra un total de 3.083.000, son 97.800 más que en el trimestre anterior. De esta forma, la Comunidad es la que registra el mayor aumento del empleo en el último trimestre de 2020, gracias al impulso de los sectores Agrícola y Servicios, sin duda, en este último caso, por el efecto de la campaña de Navidad. No obstante, en el cómputo total del año, el sector Servicios fue el más golpeado con 337.500 desempleados en 2020.

Ante la gravedad de estos datos, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha insistido en su llamamiento a todas las administraciones, local, autonómica y nacional, para que la suya sea una “gestión social” de la pandemia que, con la salud y lo sanitario en el centro, “ponga también el foco en la devastación económica provocada por la crisis de la COVID-19”.

Dicha gestión social, con protagonismo de la realidad de pymes y autónomos asolados por la pandemia, implica que las administraciones extremen su sensibilidad sobre la situación límite de nuestro sistema productivo. “Y esta sensibilidad, fruto de la escucha activa de los agentes sociales, ha de traducirse en ayudas directas y específicas por sectores, atendiendo a las particularidades de cada uno”. En este sentido, CEA subraya una vez más la particular urgencia de un plan para el turismo, sector “clave” para la economía andaluza.

CEA valora muy positivamente la reciente prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo, que amparará a empresas y trabajadores durante el actual estado de alarma vigente hasta el 9 de mayo. Se trata de un instrumento “útil, de contrastada eficacia, que está aportando certidumbre a los hogares andaluces”. Para la patronal andaluza “no cabe esperar una senda de recuperación y crecimiento de nuestra economía sin un control efectivo de la pandemia”.

Además, apuntan que el escenario actual “difiere” del que refleja la EPA, “pues hoy la campaña de vacunación está en marcha y puede aportar certidumbre y confianza de desarrollarse de forma efectiva”. En esta línea, CEA aboga por aumentar la colaboración público-privada y cooperar con la Administración en la realización de test de forma intensiva en los centros de trabajo como medida de control de la pandemia. También por una calendarización de las vacunaciones, determinando qué profesionales y qué sectores productivos están más expuestos al virus “y deben, por tanto, ser prioritarios”.