Y Pfizer/BioNTech proporcionará a los 27 países del bloque 200 millones de dosis adicionales

La Comisión Europea aprobó ayer un segundo contrato con la empresa farmacéutica Moderna, que prevé una compra adicional de 300 millones de dosis (150 millones en 2021 y una opción de compra adicional de 150 millones en 2022) en nombre de todos los Estados miembros de la UE. El nuevo contrato permite asimismo a los Estados miembros la donación de sus dosis de la vacuna a países con rentas medias y bajas o la transferencia a otros países europeos.

«Hoy estamos asegurándonos 300 millones de dosis adicionales de la vacuna contra la COVID-19 producida por Moderna, que ya se utiliza para la vacunación en la Unión Europea. – ha declarado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen– Esto nos aproxima a nuestro principal objetivo: garantizar que todos los europeos tengan acceso a vacunas seguras y eficaces lo antes posible. Con una cartera de hasta 2 600 millones de dosis, podremos proporcionar vacunas no solo a nuestros ciudadanos, sino también a nuestros vecinos y socios».

El contrato de ayer con Moderna se basa en la amplia cartera de vacunas que se producirán en Europa, disponibles, en particular, a través de los contratos ya firmados con BioNTech/Pfizer, AstraZeneca, Sanofi-GSK, Janssen Pharmaceutica NV, Curevac y Moderna. Esta cartera diversificada de vacunas garantizará que Europa tenga acceso a 2 600 millones de dosis, una vez que se haya demostrado que las vacunas son seguras y eficaces.

La Comisión concedió la autorización condicional de comercialización para la vacuna desarrollada por BioNTech y Pfizer el 21 de diciembre de 2020, para la de Moderna el 6 de enero de 2021, y para la de AstraZeneca el 29 de enero de 2021.