A las 11 de la mañana ha partido de la estación de Sants de Barcelona el primer tren de alta velocidad que ha conectado esta ciudad con Girona y Figueres. El viaje inaugural de la línea ha estado presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias y ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas.AVE BCN

A su llegada a Girona, el presidente ha destacado que los 131 kilómetros del tramo hoy inaugurado son mucho más “que una simple vía férrea: estamos ante una de las obras de mayor ambición y envergadura que se han proyectado nunca en nuestro país, y ante una infraestructura estratégica llamada a convertirse en un nuevo eje de prosperidad para Cataluña, el resto de España y toda Europa”.

En esta línea, ha destacado que “Cataluña va a ser la primera comunidad autónoma en tener todas sus capitales conectadas entre sí por alta velocidad, además de integradas en la red nacional y también en la europea”. También ha subrayado que es la “primera conexión ferroviaria transfronteriza en ancho internacional”.

Inversión constante

Rajoy ha explicado que con esta nueva línea se prolonga el corredor de alta velocidad de Málaga a Figueras, “uno de los más extensos del mundo. Un tendido ferroviario que marca un camino de crecimiento y riqueza para la totalidad del país”.

En su opinión, este tren “no es un hito aislado. Es, por el contrario, un relato inmejorable de nuestra ambición como país. Y es también la expresión tangible de los logros que podemos alcanzar juntos: porque es precisamente nuestra voluntad de avanzar juntos lo que nos permite abrir grandes caminos”.

Para conseguirlo “el Gobierno ha puesto el cien por cien de su voluntad política para priorizar una infraestructura vital para Cataluña como es este AVE, con una inversión total prevista de más de 3.700 millones de euros”. Y la conclusión de este proyecto, ha añadido, ha sido posible “gracias al empuje que el Gobierno de la Nación le ha dado desde el inicio de esta legislatura”.

En este sentido, ha insistido en que la mejora de las comunicaciones ferroviarias catalanas “ha sido y es una prioridad para el Gobierno de España”, como lo demuestran las inversiones realizadas por el Estado: “Casi 10.000 millones de euros de 2000 a 2012, para la mejora y modernización de las comunicaciones ferroviarias en Cataluña, lo que representa casi el 20% del total de lo invertido. Así, Cataluña es la comunidad que más inversiones ha recibido en el ámbito ferroviario”, ha dicho.

Previsiones a corto plazo

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha explicado que en los presupuestos del presente año “y pese a las dificultades de la actual coyuntura, vamos a mantener el esfuerzo inversor, dedicándole 1.079 millones de euros, un 23% de las inversiones destinadas al ferrocarril para este año”.

A Cataluña, en concreto, se va a destinar “una inversión de 841,5 millones de euros para este corredor ferroviario clave para su porvenir y el de todo el país”.

Más allá de esta obra que hoy se inaugura, Rajoy ha explicado que “en la última Cumbre Hispano-Francesa, el presidente Hollande y yo mostramos nuestro apoyo al Eje ferroviario de Alta Velocidad del Suroeste de Europa, para fomentar los intercambios económicos y la conectividad entre los ciudadanos de ambas naciones y los demás países europeos”.

Para ello se afrontará un obstáculo que, como ha indicado el presidente, “separaba a España de Europa: el diferente ancho de vía de nuestra red ferroviaria”. Con tal fin, según Rajoy, se han redactado los primeros proyectos para la implantación del nuevo ancho de vía entre Barcelona, Valencia-Alicante y Murcia-Cartagena. “Las obras se licitarán este mismo año y esperamos que finalicen hasta Valencia en el 2015, con 1.400 millones de euros de inversión”, ha indicado.