El Govern endurecerá las restricciones a partir del día 7 y durante 10 días ante el auge del coronavirus, con el establecimiento de confinamiento municipal cada día y cierre de centros comerciales y gimnasios, al tiempo que empezará a vacunar ya a los sanitarios, en paralelo a los ancianos en las residencias.

Así lo ha explicado la consellera de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa junto con el titular de Interior, Miquel Sàmper, en la que ha anunciado esta “nueva parada social y de país” para tratar de “mantener al virus a raya”, por la que también han acordado que durante los fines de semana sólo podrán abrir los comercios esenciales.

Las nuevas restricciones incluyen un confinamiento perimetral municipal cada día, con excepciones como las actuales -ir a trabajar, ir al colegio, emergencias médicas o cuidado de personas mayores-, para lo que los Mossos d’Esquadra pueden requerir una declaración de auto-responsabilidad o documento acreditativo.

De esta manera decae el ámbito de confinamiento comarcal y pasará a ser municipal durante los siete días de la semana a partir del próximo 7 de enero y hasta el 18 del mismo mes, cuando se revisarán las medidas.