Marzo de este año pasa ya a la historia por ser el más negativo desde que hay registros, por el efecto devastador de la crisis provocada por el coronavirus

El número de parados ha aumentado en 302.265 y vuelve a superar los 3,5 millones (en concreto 3.548.312, la cifra más alta desde abril de 2017) pero lo más grave sin duda es el dato de la afiliación a la Seguridad Social. Literalmente se ha hundido. El saldo del último día refleja que el sistema ha perdido 833.979 ocupados, lo que deja el total en 18.445.436. La caída se ha cebado sobre todo en los contratos temporales. Lo peor es que todo indica que abril puede ser todavía peor.

Hasta ahora el peor dato del registro era el de enero de 2009, en plena recesión económica, cuando el paro subió en casi 200.000 personas y se destruyeron cerca de 350.000 empleos. 

Hay que tener en cuenta que el dato de paro de marzo no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. Según las últimas cifras, en España los afectados por esta situación ya rondan los tres millones.