La Prefectura de Policía parisina ha informado que las fuerzas del orden detuvieron esta mañana al menos a 278 personas en París para impedir con carácter preventivo incidentes violentos por las convocatorias de protestas de los “chalecos amarillos”.

Una portavoz de la prefectura explicó que la cifra puede evolucionar durante el resto del día y puntualizó que esas personas, detenidas sobre todo por formar parte de grupos susceptibles de protagonizar actos de violencia o por estar en posesión de objetos que pueden utilizarse para ello, no necesariamente quedarán bajo custodia una vez que se realicen las verificaciones pertinentes.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, que desde la madrugada ha estado recorriendo el dispositivo de seguridad en diversos puntos de la ciudad, justificó su pertinencia para impedir que se reproduzcan los disturbios del sábado pasado: “Hemos tenido que dar una respuesta fuerte”.

Castaner, en declaraciones al canal “BFMTV” pidió a los “chalecos amarillos” que quieren hacer valer sus reivindicaciones “que no se mezclen” con los violentos porque “la violencia no es nunca una forma de manifestarse”.

También dijo que “el Gobierno ha tendido la mano” con su disposición al diálogo y con medidas como la supresión de la subida de impuestos sobre el carburante que estaba programada a partir de enero: “Ahora hay que ponerse en torno a la mesa y discutir”.

(fuente: DW, agencias)