ACNUR solicita protección urgente para los civiles yemeníes

– Cada día, el conflicto inflige mayor sufrimiento sobre una población civil ya de por sí machacada y exhausta. Ante el enorme coste humano, la Agencia de la ONU para los Refugiados urge a las partes en conflicto en Yemen a elevar la protección sobre población e infraestructuras civiles.

Según los últimos datos publicados por el último Informe de Monitorización de Impacto Civil (CIMP por sus siglas en inglés), en el periodo de tres meses analizado tuvieron lugar 670 incidentes violentos con armas,  provocando 1.478 víctimas civiles. El 33 por ciento fueron mujeres y niños, de los cuales 217 resultaron muertos y 268 heridos.

Hogares y hospitales continúan siendo objetivo de ataques. El 23 por ciento de las muertes y heridas (336 víctimas civiles) durante este periodo tuvieron lugar en domicilios. Los ataques sobre infraestructuras sanitarias y los equipos de socorro causaron por su parte 154 víctimas civiles, mientras que los ataques sobre autobuses y vehículos resultaron en 316.

El número total de víctimas tiene en cuenta tanto la intensificación de los combates en los frentes activos de Yemen como decenas de sucesos donde se registraron víctimas de manera masiva.

Las provincias de Sa’ada y Al Hudaydah, continuos focos del conflicto en Yemen, sufrieron el mayor número de víctimas civiles durante este periodo. La mitad de las muertes correspondieron a las bajas contabilizadas en un total de 26 incidentes de gran envergadura, en los que diez o más civiles murieron o resultaron heridos.

Casi cuatro años de conflicto en Yemen han dado como resultado la mayor crisis humanitaria del mundo, dejando al 75 por ciento de la población del país -22 millones de personas- necesitadas de ayuda humanitaria, y desplazando forzosamente de sus hogares a más de 2,3 millones de personas.

Según datos de la ONU, se estima que más de 65.000 yemeníes han muerto o resultado heridos en el conflicto, cifra de la que se ha documentado que 16.000 muertes son de civiles.