La jugadora española Carolina Marín ha hecho historia al proclamarse campeona de Europa de Bádminton por cuarta vez consecutiva. Un hito, nunca antes conseguido, que logró tras imponerse en la final a la rusa Evgeniya Kosetskaya por 21-15 y 21-7, en 35 minutos.