CareKit-4Up-PR-PRINTLos usuarios pueden gestionar de forma activa sus propias dolencias médicas con CareKit, un nuevo entorno de software. Las apps para iPhone desarrolladas con CareKit permiten a los usuarios llevar un control sobre sus tratamientos y supervisar los síntomas y la medicación con datos que los ayudan a entender mejor su propia salud. Gracias a la posibilidad de compartir información con doctores, enfermeros o familiares, las apps de CareKit permiten a los usuarios asumir un papel más activo en su estado de salud.

“El gran impacto que ResearchKit ha tenido en el ritmo y el alcance de las investigaciones médicas nos ha impresionado, y nos hemos dado cuenta de que muchos de esos principios podrían mejorar la atención individual”, ha dicho Jeff Williams, COO de Apple. “Creemos que dar a los usuarios las herramientas necesarias para comprender lo que les pasa tiene un potencial increíble para la salud, y con las apps diseñadas con CareKit será una realidad porque ayudan a las personas a asumir un papel más activo en su atención sanitaria”.

CareKit se presentará el mes que viene como un entorno de código abierto que permitirá a la comunidad de desarrolladores seguir ampliando los primeros cuatro módulos diseñados por Apple:

– Care Card, que ayuda a los usuarios a llevar un control de sus planes de salud individuales y las acciones que deben realizar, como tomar medicinas o hacer ejercicios de fisioterapia. Los sensores del Apple Watch o del iPhone monitorizan la actividad y la registran de forma automática.

– Symptom and Measurement Tracker, que permite a los usuarios registrar sus síntomas y cómo se sienten, por ejemplo controlar si tienen fiebre para detectar posibles infecciones o medir el dolor o el cansancio. Las actualizaciones sobre su evolución incluyen encuestas simples, fotos de la evolución de una herida o actividades calculadas con el acelerómetro y el giroscopio del iPhone, por ejemplo cuantificar la amplitud de movimiento.

– Insight Dashboard, que relaciona los síntomas con las acciones de la Care Card para que se vea de forma fácil cómo están funcionando los tratamientos; y Connect, que facilita la comunicación con doctores, equipos de atención o familiares ya que permite compartir información o cambios en el estado de salud.

“Con ResearchKit no tardamos en darnos cuenta del potencial de las apps móviles para desarrollar estudios clínicos baratos y de gran calidad con un alcance sin precedentes”, comenta Ray Dorsey, catedrático de neurología David M. Levy en el Centro Médico de la Universidad de Rochester. “Esperamos que CareKit nos ayude a acortar la distancia entre los descubrimientos derivados de la investigación y el tratamiento diario de nuestros pacientes con párkinson. Abre una nueva puerta para la democratización de la investigación y de la medicina”, señala.