Gran parte de Venezuela sufrió este jueves un apagón que el gobierno de Nicolás Maduro atribuyó a un “sabotaje” contra la principal represa de generación de energía eléctrica del país. Según distintos reportes de prensa, la falla afecta a Venezuela de polo a polo, con cortes en al menos 15 estados, incluida la capital, Caracas, donde las calles colapsaron por el cierre del metro, que forzó a miles de personas a caminar largos tramos para llegar a sus destinos.

El aeropuerto internacional de Maiquetía también se vio afectado por el corte de energía, que en el recinto volvía y se cortaba de forma intermitente, de acuerdo con testimonios recogidos en al lugar.

Aunque el Gobierno de Nicolás Maduro acusa de presuntos sabotajes por los cortes, la oposición y expertos indican que la desinversión y la mala gestión son las verdaderas causas de la crisis eléctrica que atraviesa Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta.