El cansancio y la falta de energía son los principales síntomas que sufren los españoles al llegar la primavera, según advierte la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) que recuerda la importancia de seguir una alimentación sana y equilibrada para combatirlos. La astenia primaveral es un trastorno adaptativo que puede prolongarse entre dos y tres semanas y que puede desembocar también en falta de apetito y trastornos del sueño. Además de una dieta adecuada y la práctica de ejercicio, se recomienda la toma de preparados farmacéuticos de jalea real, pues pueden ayudar a superar la fatiga y los síntomas de decaimiento comunes en esta época.

La astenia primaveral “puede cursar con decaimiento físico e intelectual y acompañarse de irritabilidad, insomnio, apatía, inapetencia, dificultad para disfrutar de las cosas habituales de la vida”, señala el doctor Miguel Martín Almendros, médico de familia especialista en fitoterapia. Así, una de cada cuatro personas sufre cansancio y falta de energía, según datos de la SEDCA.

Este trastorno adaptativo es debido a una alteración de los ritmos circadianos. “En el organismo tenemos un reloj biológico que viene marcado por el eje hipófisis-hipotalamo que se encarga, entre otros aspectos, de regular el sueño, el apetito o la temperatura corporal y segrega hormonas, serotonina o betaendorfinas. Ante el cambio de estación, el aumento de horas de luz y de temperaturas, este reloj biológico se desestabiliza y necesita un tiempo para readaptarse a las nuevas circunstancias, por eso decimos que la astenia primaveral es un trastorno adaptativo, pasajero y limitado a unas dos o tres semanas”, explica el doctor Martín Almendros. De hecho, según datos de la SEDCA, el 40% de los españoles nota más cansancio como consecuencia del mayor número de horas de luz y más de la mitad se levanta más cansado al alargarse los días.

Por tanto, debido a este período de adaptación, “nos sentiremos más apáticos, con fatiga y falta de energía, más cansados”, sostiene el doctor Martín Almendros. Para evitarlo, además de seguir una dieta equilibrada y completa en nutrientes y practicar ejercicio físico, este especialista recomienda tomar preparados farmacéuticos de jalea real. “Se trata del alimento que toman las abejas reina, posee numerosos nutrientes, vitaminas, aminoácidos y minerales. Todo esto nos aporta vitalidad, disminuye la sensación de fatiga, aumenta la resistencia física y mental y estimula nuestras defensas”, indica. Según datos de la SEDCA, el 6,4% de la población toma preparados farmacéuticos de esta sustancia para tener más energía y menos cansancio. Este experto recomienda adquirir la jalea real “en farmacias pues es donde vamos a obtenerla en forma de preparados estandarizados con garantías de calidad, seguridad y eficacia”.

La SEDCA recomienda la jalea real por su alto contenido en nutrientes. “Tiene un gran aporte nutricional gracias a que es rica en vitaminas del grupo B, y una gran cantidad de minerales, como manganeso, potasio o hierro”, indica Andrea Calderón, nutricionista de la SEDCA. En su conjunto, “todos ellos nos ayudarán a llegar a las cantidades recomendadas de micronutrientes, a evitar alguna deficiencia nutricional, a conseguir una mayor vitalidad y energía, con la consecuente mayor sensación de bienestar en nuestro organismo, y así poder combatir la astenia”, concluye.