Se acercan unos días de ocio, de reflexión personal, de contar con más tiempo para divertirse, hacer senderismo, deporte, etc., El Caminito del Rey, en Málaga, es un destino turístico único y muy atractivo en el que disfrutar la próxima Semana Santa.

 Alrededor de 80 kilómetros separan las aguas malagueñas de una de las joyas del interior de la provincia y que se ha convertido en una parada obligada para cualquier turista o viajero. Se trata de un sinuoso itinerario que atraviesa el Desfiladero de los Gaitanes a través de pasarelas ancladas a la roca a 100 metros de altura, apto para planes en familia (niños a partir de 8 años de edad) y de amigos para esta Semana Santa.

Ha sido precisamente la rehabilitación de este enclave natural lo que ha convertido a la provincia de Málaga en un nuevo destino preferente para las escapadas, el turismo activo y las rutas senderistas.

Casi 8 kilómetros de recorrido, en un espacio con una gran historia detrás, y que recibe todos los años a un gran número de visitantes, tanto nacionales como internacionales. En apenas unos meses se llegará al millón de visitantes, una cifra redonda que evidencia el interés que despierta este peculiar sendero.