El gobernador de California, EE.UU.,  Gavin Newsom, ha anunciado este miércoles una suspensión de las ejecuciones en su estado, donde no se ha aplicado la pena de muerte desde 2006 y hay 740 reos en el corredor de la muerte.

“La muerte intencional de otra persona está mal y como gobernador no supervisaré la ejecución de ningún individuo”, ha afirmado el gobernador.

Con el anuncio de este miércoles, California se une a Colorado, Oregón y Pensilvania como los estados de EE.UU. en establecer una moratoria en la ejecución de la pena capital.