Para sus clientes durante los próximos tres meses

CaixaBank ha lanzado una moratoria del pago de los contratos de renting de sus clientes durante los próximos tres meses para ayudar a paliar los efectos provocados por el Covid-19.

Dadas las circunstancias actuales, con la movilidad reducida a mínimos, la entidad ha ofrecido a sus más de 38.000 clientes de renting de vehículos, tres meses de carencia de pago. Asimismo, los clientes extenderán la duración de su contrato durante seis meses más.

Esta medida, lanzada dentro de su política comercial y empresarial para la totalidad del parque de coches de renting de la entidad, a excepción de administraciones públicas y grandes flotas, implica que ningún cliente asuma los próximos tres recibos -abril, mayo y junio- al mismo tiempo que amplia seis meses más su contrato, manteniendo todos los servicios, con la misma cuota y kilómetros contratados.

Los clientes podrán acogerse, si lo desean, a esta oferta de la entidad siempre y cuando los contratos tengan un vencimiento superior a tres meses y no tengan deuda previa.

Proceso digital y sin desplazamientos

CaixaBank ha implementado un sistema 100% online para que los solicitantes de la moratoria no necesiten desplazarse a las oficinas. De esta manera, se contribuye a cumplir las normas del decreto de estado de alarma.

Para realizar el proceso, CaixaBank -en colaboración con Arval, partner estratégico de la entidad en materia de renting– contactará con todos los clientes a través de un email personalizado.

Mediante un formulario digital se podrá activar todo el protocolo para acogerse a esta medida excepcional tomada por la entidad financiera durante la emergencia por la COVID-19.

Además, si el cliente no dispone de correo electrónico, su oficina contactará con él para ofrecerle esta opción. Al mismo tiempo, si cualquier cliente tiene dudas sobre el procedimiento, puede contactar telefónicamente o a través de los diferentes canales de información en Internet de CaixaBank.