CaixaBank obtuvo un resultado neto atribuido de 335 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2013, tras la incorporación de los resultados del negocio de Banca Cívica (desde el 1 de julio de 2012) y de Banco de Valencia (desde el 1 de enero de 2013), que impactan en la comparativa interanual de la cuenta de resultados.

En los primeros meses de 2013, y de acuerdo con el calendario previsto, CaixaBank ha finalizado la integración de las plataformas informáticas de las cuatro cajas que conformaban Banca Cívica. Además, la entidad ha formalizado la adquisición de Banco de Valencia –plenamente integrado contablemente en CaixaBank– cuya integración tecnológica está prevista para el tercer trimestre de 2013.

La entidad presidida por Isidro Fainé, y cuyo consejero delegado es Juan María Nin, ha iniciado en 2013 la segunda fase de su Plan Estratégico 2011-2014, centrando sus esfuerzos en priorizar la calidad del servicio y la reputación de la entidad, manteniendo el liderazgo comercial con un crecimiento rentable.

CaixaBank refuerza su liderazgo en el mercado español, con 13,8 millones de clientes y una cuota en créditos del 15,3% y en depósitos del 14,2%

CaixaBank se ha consolidado como la entidad líder del mercado español –después de completar en el primer trimestre la integración contable de Banca de Valencia–, con unos activos de 367.940 millones de euros (+5,6%), una cuota de volumen de negocio del 14,7% y una cuota de penetración de clientes del 26,1% en banca de particulares. El volumen de negocio alcanza los 529.748 millones de euros (+3,0%), de los que 300.985 millones de euros corresponden a recursos de clientes (+3,5%) y 228.763 millones de euros a créditos brutos a la clientela (+2,4%). La cuota de crédito aumenta hasta el 15,3% del total del sistema y la de depósitos alcanza el 14,2%.

La gran fortaleza comercial del Grupo, con 34.334 empleados y 13,8 millones de clientes, la red más extensa del sistema financiero español, con 6.400 oficinas, 10.068 cajeros y el liderazgo en banca online, a través de Línea Abierta y en banca electrónica, ha permitido a CaixaBank presentar un crecimiento del negocio y de la actividad comercial, equilibrado y de calidad.