CaixaBank cerró ayer la compra de la participación del 98,9% de Banco de Valencia que pertenecía al FROB, una vez obtenidas las autorizaciones y aprobaciones correspondientes. Con esta operación, CaixaBank consolida su liderazgo en el mercado español, convirtiéndose en una de las entidades clave para la Comunidad Valenciana.

La venta a CaixaBank supone la consecución del plan de resolución de la entidad valenciana aprobado el pasado 27 de noviembre por la Comisión Rectora del FROB y por el Banco de España, de conformidad con la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, y ratificado por decisión de la Comisión Europea de fecha 28 de noviembre de 2012.

Con anterioridad a la formalización del traspaso de las acciones de Banco de Valencia a CaixaBank por el precio de un euro, el FROB suscribió una ampliación de capital de 4.500 millones de euros, realizada en diciembre de 2012. Asimismo, Banco de Valencia materializó, en el mismo mes, la transmisión de activos a la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) por un importe estimado de 1.962 millones de euros.

La operación de compra incluye la instrumentación de un esquema de protección de activos de Banco de Valencia mediante el cual el FROB asumirá durante un plazo de 10 años, el 72,5% de las pérdidas que experimente la cartera de pymes y autónomos y los riesgos contingentes (avales) de Banco de Valencia, una vez aplicadas las provisiones ya existentes en estos activos.

Nuevo Consejo de Administración

El próximo 14 de marzo, Banco de Valencia celebrará una Junta General Ordinaria de Accionistas, presidida por el FROB y en la que se aprobará el nombramiento de los nueve miembros que integrarán el nuevo Consejo de Administración, seis dominicales y tres independientes. Hasta entonces, el FROB continuará con la gestión transitoria de la entidad.

Este órgano de gobierno estará compuesto por Juan Antonio Alcaraz, director general de CaixaBank; Marcelino Armenter, director general de CaixaBank; Antonio Vila, presidente de CaixaRenting y de Finconsum; Xavier Coll, director general adjunto de Recursos Humanos de CaixaBank; Javier García-Lluís, director corporativo de CaixaBank; Bibiano Martínez, director ejecutivo territorial de CaixaBank en la Comunidad Valenciana; Lluís Badia, presidente de Troy Consultores; Joaquín Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball; y Alberto Catalá, presidente de Feria Valencia.

Apoyo al sector empresarial valenciano

CaixaBank ha manifestado en diversas ocasiones su firme compromiso con el territorio y su disposición a mantener un diálogo abierto con la sociedad valenciana, para encontrar entre todos el mejor camino para esta nueva oportunidad de futuro que se abre para Banco de Valencia, en línea con la actitud que siempre ha caracterizado a la entidad en todos los territorios en que está presente.

La entidad se ha marcado entre sus objetivos  apoyar el crecimiento y la expansión de las empresas de la Comunidad Valenciana. En este sentido, la entidad se ha comprometido a trabajar para mejorar la competitividad del tejido empresarial valenciano, facilitando el acceso a la financiación para contribuir al desarrollo del tejido industrial, clave para la recuperación de la economía, y al apoyo financiero a las familias.

Consolidación de los valores de liderazgo, confianza y compromiso social

Con esta operación, CaixaBank reafirma sus valores de liderazgo, confianza y compromiso social, y consolida su posición como primera entidad financiera del mercado español, con más de 13 millones de clientes y de 800.000 accionistas. Además, la suma de CaixaBank y Banco de Valencia supera los 370.000 millones de euros en activos, de los que 225.000 millones son créditos, según los resultados agregados de ambas entidades a cierre de ejercicio.

Los clientes de Banco de Valencia ya tienen a su disposición una red de más de 6.000 oficinas, más de 10.000 cajeros automáticos con más funcionalidades y el servicio líder en España de banca online, a través de Línea Abierta, con más de 7 millones de clientes.

A partir del día 5 de marzo, todos los clientes de Banco de Valencia podrán efectuar reintegros a débito con sus tarjetas sin pagar ninguna comisión en la red de más de 10.000 de cajeros automáticos de CaixaBank. A su vez, los clientes de CaixaBank podrán disponer de efectivo, sin ningún coste, en los cajeros de Banco de Valencia.

Además, la compra de Banco de Valencia por parte de CaixaBank repercutirá de forma positiva en toda la sociedad valenciana, y en especial en los sectores más desfavorecidos, al garantizar y potenciar Obra Social en el territorio con una mayor penetración en la Comunidad, más capacidad de crecimiento y de generación de resultados.

La Obra Social se impulsará a través de pactos y convenios que potencien el desarrollo económico, cultural, social y ambiental del territorio natural de Banco de Valencia. CaixaBank mantiene en 2013 una dotación presupuestaria de 500 millones de euros para la Obra Social “la Caixa” para toda España.