El presidente de Caixabank advirtió el martes que la incertidumbre que rodea a Cataluña por el conflicto independentista está empezando a tener un impacto en la economía española, pues “las tensiones no favorecen el desarrollo productivo”.