La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el 5,2 por ciento, la más baja desde la reunificación alemana en 1990.