Con motivo del Día del Ictus, que se celebra hoy, el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (GEECV) de la Sociedad Española de Neurología (SEN) con la colaboración de Boehringer Ingelheim y del Observatorio del Ictus ha puesto en marcha, por tercer año consecutivo, la mayor red nacional de puntos informativos y pruebas de prevención de ictus en la que participan 45 hospitales incluyendo el Hospital Universitario Virgen de la Macarena y el Hospital Virgen del Rocío en Sevilla; Hospital Regional Carlos Haya en Málaga y Hospital Quirón Marbella; y el Hospital Puerta del Mar de Cádiz.

 

foto_ictus_quiron_marbellaEste año el lema es “Únete a nosotros en la lucha contra el ictus” y el objetivo es dar a conocer la importancia de las labores preventivas, aprender a identificar las señales de aviso de un posible ictus y saber cómo actuar para evitarlo, ya que se trata de la segunda causa de muerte en España (primera entre las mujeres) y afecta cada año a 110.000-120.000 personas; es decir, cada 14 minutos muere un paciente por ictus en España. Así, durante la jornada, se prevé atender alrededor de 10.000 personas en estos espacios donde se llevarán a cabo diferentes pruebas preventivas de ictus como el control de la presión arterial y glucemia y doppler.

 

Premios Ictus 2014 y Red nacional de 45 puntos informativos y de prevención

 

45 hospitales han querido sumar fuerzas para poner en marcha la mayor red de puntos informativos y de prevención. “Las pruebas servirán para ayudar a la población a comprender cuáles son los factores de riesgo cerebrovascular, como la hipertensión arterial o la diabetes, ya que según varios estudios el exceso de glucosa en sangre conlleva un mayor riesgo de ictus y el 70% de los casos de ictus se produce en pacientes con hipertensión arterial”, explica el Dr. Gállego. Además, numerosas personalidades y pacientes, se han sumado a las labores de concienciación y sensibilización identificándose con un lazo naranja, símbolo de la lucha contra el ictus.

 

Durante la jornada también ha tenido lugar la tradicional ceremonia de entrega de los Premios SEN Ictus promovidos por el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la sociedad científica desde hace más de una década. El acto, realizado con la colaboración de Boehringer Ingelheim y del Observatorio del Ictus en la sede de la Cruz Roja de Madrid ha contado con la participación de numerosas personalidades, autoridades y representantes de asociaciones de pacientes. El objetivo de estos premios es reconocer la labor que realizan diferentes personalidades del ámbito institucional, político, social y científico de nuestro país, contribuyendo al conocimiento y prevención de la enfermedad.

Este año, el Premio SEN Ictus Social 2014 ha recaído en la periodista Victoria Prego, por su fuerza y afán de superación ante la enfermedad. El Premio SEN Ictus Institucional ha sido para ANIS (Asociación Nacional Informadores de Salud), por la importante labor de difusión que realiza el colectivo periodístico, la rigurosidad y el interés con el que realizan su trabajo y que contribuye a mejorar la información que recibe la sociedad ayudando a disminuir las consecuencias de esta devastadora enfermedad. En la ceremonia también ha participado la presidenta de la Federación Española de Pacientes y Familiares de Pacientes de Ictus, Carmen Aleix.

 

En palabras del Dr. Jaime Gállego, Coordinador del GEECV de la SEN “este año volvemos a estar muy satisfechos porque contamos aún con más puntos habilitados con la inclusión de más neurólogos y hospitales por lo que conseguiremos llegar a más población con esta tarea preventiva. Es una magnífica ocasión para lanzar esta campaña informativa sobre el ictus, cómo prevenirlo y luchar contra él cuando se presenta. Hay una ventana terapéutica que permite en el ictus isquémico actuar con fármacos eficaces para disolver el coágulo y a veces actuar con procedimientos endovasculares. Si se administran a tiempo, en muchos casos se eliminan las secuelas”.

El 70% de los ingresos en neurología son casos de ictus y, según un estudio[1] reciente, en los últimos 15 años, el número de pacientes atendidos en hospitales del Sistema Nacional de Salud por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40%. Esto se explica porque, en palabras del Dr. Gállego “la edad es el principal factor de riesgo no modificable de ictus por lo que se espera un aumento de la incidencia y prevalencia de esta enfermedad en los próximos años y, especialmente en España que tendrá, según la OMS, la población más envejecida de Europa en 2040”.

Por este motivo, es especialmente trascendente conocer cuáles son los factores de riesgo modificables (hipertensión, diabetes, enfermedades de corazón, y de un modo particular la fibrilación auricular,  consumo excesivo de alcohol, colesterol, tabaco, obesidad, síndrome metabólico, y apnea de sueño) y disponer de una atención neurológica urgente, coordinada y multidisciplinar ya que puede influir drásticamente. En palabras del Dr. Gállego “el ictus es una enfermedad que ocasiona una gran discapacidad en los supervivientes, siendo la primera causa de dependencia en el adulto y la segunda causa de demencia en el mundo, lo que la convierte en una de las afecciones que genera mayor carga social y económica. El Instituto Nacional de Estadística (INE) sitúa el ictus como la segunda causa de muerte global en la población”.