116.000 toneladas métricas de CO2 y 1.100 billones de m3 de agua reducidos en 2019

El gran compromiso de C&A con el medioambiente ha impulsado a la marca a usar algodón y fibras celulósicas más sostenibles, logrando así la reducción de 116.000 toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero en su cadena de suministro durante 2019. En el mismo año, C&A disminuyó casi 1.100 billones de metros cúbicos (m3) de agua, el equivalente a 440.000 piscinas de tamaño olímpico4, debido a los cambios realizados en su cadena de producción y suministro.

Este y otros avances acaecidos durante 2019 se desglosan en el nuevo Informe de Sostenibilidad Global de C&A, publicado hoy. “Iniciamos este camino potenciando el uso del algodón sostenible, que es la fibra con la que más trabajamos, y todos los aprendizajes en estos últimos años, los hemos trasladado para introducir nuevas fibras más sostenibles en las colecciones. En 2019, esto dio resultados significativos para el medio ambiente, para nuestros proveedores y para nuestros clientes, ya que casi dos tercios de las materias primas que adquirimos son más sostenibles”, ha comentado Aleix Busquets González, Global Head of Sustainability de C&A.

Además, dimos un paso más en el liderazgo en el ámbito de la moda circular lanzando el tejido vaquero más sostenible del mundo, con el certificado Cradle to Cradle CertifiedTM nivel Platino. Para obtener tal calificación es necesario su fabricación con recursos 100% renovables, ser totalmente reciclable e impulsar nuevos avances en la moda sostenible.

Durante 2019, C&A también recibió la aprobación de la iniciativa Science Based Targets (SBTi) para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en un 30% en todos los ámbitos, uniéndose a un pequeño pero creciente grupo de organizaciones que trabajan para mantener el promedio de las temperaturas globales del planeta por debajo de un aumento de 2°C. En sólo un año, C&A ha reducido las emisiones de los alcances 1 y 2 en un 9,5% en comparación con la línea de base de 2018, mientras que las emisiones de la cadena de suministro (alcance 3) se han reducido en un 4,3%.

“A medida que continuamos abordando los desafíos sin precedentes que plantea la pandemia, estamos convencidos de que el liderazgo de la industria en materia de sostenibilidad es más crítico que nunca. Y ahora que el plazo de nuestra estrategia de sostenibilidad para 2020 está llegando a su fin, estableceremos objetivos aún más ambiciosos para el futuro”, ha concluido Busquets González.

Otro logro en España y Portugal enmarcado en la estrategia climática de la compañía, es el reciente lanzamiento de su colaboración con ClimatePartner para compensar las emisiones de carbono inevitables en sus 115 tiendas en la península. Para ello, la compañía ha calculado todas las emisiones de CO2 que generan como empresa, tanto en las tiendas, en el centro de distribución y en las oficinas, incluyendo los trayectos de los empleados, y las compensarán con un plan de reforestación de praderas devastadas en Guanaré (Uruguay) para convertirlas en bosque útil.

Sobre este proyecto, Domingos Esteves, director general de C&A para España y Portugal, ha añadido: “Este proyecto piloto lanzado en España y Portugal se enmarca dentro de nuestra estrategia global de sostenibilidad de la compañía. Nuestro máximo compromiso es hacer de la sostenibilidad la norma. No solo a través de nuestras colecciones, ofreciendo productos finales más sostenibles, también verlo reflejado en nuestra cadena de valor y operaciones”.