La firma de moda C&A es reconocida como una de las marcas que más apuesta por un futuro ético y sostenible, siendo el mayor comprador de algodón orgánico en el mundo. Pero el uso de materias primas respetuosas con el medio ambiente no es un requisito único para que la moda sea “conscious”; la reducción del consumo de agua, la disminución de la huella de carbono o la apuesta por el reciclaje de ropa son algunas de las claves más importantes para que un sector textil sea sostenible.

Reducción del consumo de agua

La industria textil tradicional usa mucha agua para limpiar la materia prima. En C&A, han reducido el consumo de agua en un 14% en 2017. Además, la compañía ha logrado disminuir en un 15% su huella de carbono. Dicha información figura en el Informe Global de Sostenibilidad de 2017 y hace que C&A sea una de las pocas empresas de moda en difundir todas sus emisiones de gases de efecto invernadero y consumo de agua. Unas de las prendas que más consumen H2O son los vaqueros, ya que, para producir una pieza, se necesitan entre 2.000 y 3.000 litros. Tal es su apuesta por la sostenibilidad que C&A ha lanzado recientemente los vaqueros más sostenibles del mundo. Cuentan con el certificado Cradle to CradleTM nivel Oro, que garantiza la salubridad de los materiales, su reutilización, el uso de energías renovables, gestión moderada del agua y el valor de la justicia social.

Uso de fuentes sostenibles

El 44% de las materias primas de C&A provienen de fuentes sostenibles. El algodón, la viscosa y el poliéster cumplen ya este requisito y para 2020 se convertirá en que dos tercios de todos sus materiales provengan de fuentes sostenibles. La mayor apuesta de la compañía es el algodón orgánico, que en C&A llevan utilizando desde hace más de 12 años, porque no lleva sustancias peligrosas y cuida la piel y, además, no se usan pesticidas ni fertilizantes sintéticos en el campo cuando se cultiva. Esto también es muy positivo para los agricultores locales, ya que estos métodos de cultivo mejoran su salud. Gracias al impacto ecológico del cultivo de algodón orgánico, se reduce en un 93 % el consumo de agua dulce (algodón orgánico: 24.400 kg vs algodón convencional: 344.000 kg) y el impacto en el cambio climático es un 50% menor (algodón orgánico: 338,5 kg CO2 vs algodón convencional: 680,2 kg CO2).

¿Cómo reconocer la ropa sostenible?

Todos estos productos se pueden reconocer fácilmente mediante la colección #WearTheChange. Esta serie incluye vaqueros hechos con algodón reciclado o sobras de tela, chaquetas hechas con poliéster 100 % reciclado o camisetas 100 % reciclables, entre otras. La ropa está disponible tanto en su tienda online como en sus puntos de venta. Además, dentro de esta colección, hay una serie de camisetas y jeans que cuentan con el certificado Cradle to Cradle (C2C) TM, la mayor acreditación en sostenibilidad. Se trata de un distintivo que reconoce aquellas prendas elaboradas bajo unos altos estándares sociales y con materiales 100 % seguros y no tóxicos, con el 100 % de la energía renovable y el 100 % de agua reciclada. Actualmente, C&A ha puesto en el mercado más de 1,3 millones de prendas con dicho certificado; el cual también garantiza que pueden ser devueltas al ciclo de nutrientes biológicos una vez utilizadas.