El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha mostrado este jueves dispuesto a revisar y modificar la declaración política sobre la futura relación de la Unión Europea con el Reino Unido, pero ha rechazado renegociar el Acuerdo de Retirada, en una reunión con la primera ministra británica, Theresa May.

May ha viajado a Bruselas con el objetivo de reabrir el acuerdo -cuenta con el respaldo del Parlamento-, pero Bruselas ha mantenido su posición firme. “El presidente Juncker […] expresó su disposición para revisar la redacción de la declaración política acordada por la Unión Europea a veintisiete y el Reino Unido para ser más ambiciosos en términos de contenido y velocidad en lo relativo a la futura relación entre la UE y el Reino Unido”, reza un comunicado conjunto de May y Juncker, que volverán a reunirse a finales de mes.

La líder británica se ha mostrado satisfecha con el tono de Bruselas, pero ha vuelto a insistir en que la “clara postura” de Londres para aceptar el acuerdo pasa por renegociar la salvaguarda de la frontera de Irlanda.