Los equipos negociadores de Reino Unido y la Unión Europea decidieron este domingo (20.12.2020) seguir conversando el lunes, en un intento por allanar el camino para alcanzar un acuerdo comercial posbrexit. El fin de semana hubo maratónicas sesiones para intentar zanjar el principal escollo, los derechos de pesca en aguas territoriales británicas, tema que bloquea cualquier perspectiva de llegar a un arreglo, a solo 11 días de la salida definitiva de Reino Unido.

“Las negociaciones siguen siendo difíciles y subsisten importantes diferencias. Seguimos explorando todas las pistas para llegar a un acuerdo”, comentó una fuente británica el domingo por la noche. Una fuente europea confirmó, en tanto, que “espera” que las discusiones continúen el lunes, señal de que en este largo pulso, nadie se dispone a arrojar la toalla primero, para no cargar con la pesada responsabilidad de un fracaso.

El Parlamento Europeo había exigido que se alcanzara un pacto antes de la medianoche de este domingo, para tener tiempo para analizarlo y votarlo antes del 31 de enero. Sin embargo, como tantas otras veces en el “brexit”, ese plazo será rebasado. Un pacto alcanzado in extremis podría entrar en vigor de forma provisional, una opción con la que parece que están de acuerdo los países miembros, con una ratificación posterior del Parlamento Europeo.

El negociador de los Veintisiete, Michel Barnier, ha dicho que las conversaciones se encuentran en un “momento crucial” y que las dos partes están trabajando “duro” para tratar de reducir sus diferencias.