El Reino Unido y la Unión Europea deben tratar de alcanzar un acuerdo comercial post Brexit. Ese acuerdo debe entrar en vigor el próximo 1 de enero, fecha en la que el divorcio entre las dos partes será oficial y definitivo.

“Seguimos trabajando. Incluso en domingo”, aseguró el jefe negociador europeo Michel Barnier, que se encuentra en Londres tratando de llegar a un compromiso.