Reino Unido y Bruselas han intensificado las conversaciones después de que el Gobierno británico mostrara una mayor voluntad la semana pasada.

“Aunque el acuerdo será dificil, cada vez más difiícil, para ser francos, creemos que todavía es posible llegar a un acuerdo esta semana. Obviamente, cualquier acuerdo debe funcionar para todos. Para todo el Reino Unido y para toda la Unión Europea. Permítanme agregar que ya es hora de convertir las buenas intenciones en un texto jurídico”, declaró el jefe negociador de la Unión Europea para el brexit, Michel Barnier, a su llegada a la reunión del Consejo.

Las esperanzas de una salida ordenada han sido alimentadas por la publicación de los medios de Irlanda del Norte sobre nuevas propuestas que Boris Johnson habría presentado al Partido Unionista Democrático, la fuerza política más importante del Ulster.