La primera ministra británica, Theresa May,  viajó a Bruselas este miércoles para reunirse con Juncker después de advertir en el Parlamento de que su pacto con Bruselas es el más adecuado para Reino Unido. “Hemos hecho más progresos y, como resultado, hemos dado suficientes indicaciones a nuestros negociadores para que, espero, sean capaces de resolver los problemas que quedan sobre la mesa”, ha asegurado tras la reunión.

May seguirá negociando el principio de acuerdo sobre el Brexit hasta el último minuto antes de la cumbre europea del domingo, según ha anunciado en Bruselas. El sábado volverá a reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“Tengo planeado volver para más reuniones, incluido con el presidente Juncker, este sábado, para hablar sobre cómo podemos cerrar este proceso en el interés de toda nuestra gente”, ha declarado la mandataria en la capital europea, que ha reconocido que todavía quedan asuntos por resolver.