El presidente de la Comisión Europea, Donald Tusk, ha lamentado a través de su portavoz el resultado de la votación en el Parlamento británico y ha remarcado que “la Unión Europea ha hecho todo lo posible para alcanzar un acuerdo de salida” y que “es difícil ver qué más puede hacer la UE en este callejón sin salida en Londres”.

La oficina de Tusk ha señalado que están “decepcionados porque el Gobierno del Reino Unido haya sido incapaz de asegurar una mayoría” para el acuerdo y que el voto de la Cámara de los Comunes ha aumentado significativamente la probabilidad de una salida sin acuerdo.

Por su parte, el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha advertido de que los preparativos para un divorcio sin acuerdo -sin periodo de transición, garantías para ciudadanos ni acuerdos comerciales-, son ahora “más importantes que nunca”. Los Veintisiete, que celebrarán una cumbre sobre el Brexit el 21 y 22 de marzo, no están dispuestos a aceptar una prórroga si no está justificada, y no creen que aplazar el proceso dos o tres meses resolvería la situación.