Los Veintisiete han rechazado este jueves dar a la primera ministra británica, Theresa May, garantías legalmente vinculantes que faciliten la ratificación del acuerdo de salida en el Parlamento de Westminster, donde la salvaguarda para Irlanda plantea problemas.

“No habrá nuevas obligaciones legalmente vinculantes para la Unión Europea, eso está claro”, ha declarado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una rueda de prensa tras la primera jornada de una cumbre europea en la que el ‘Brexit’ ha vuelto a acaparar todo el protagonismo.

El plan de salvaguarda para Irlanda es el principal punto de fricción en la Cámara de los Comunes británica, donde May optó esta semana por aplazar la votación del acuerdo de salida de la UE con el objetivo de utilizar la cumbre de este jueves para intentar obtener más garantías de los Veintisiete sobre la solución para evitar la frontera física en la isla de Irlanda.

“Me gustaría empezar las negociaciones sobre la futura relación inmediatamente tras la ratificación del (parlamento de) Westminster y el Parlamento Europeo”, apuntó Juncker.

Asimismo añadió que el próximo 19 de diciembre, el Ejecutivo comunitario publicará “toda la información útil” para prepararse ante un escenario de “brexit” sin acuerdo.