El primer ministro británico, Boris Johnson, ha defendido este miércoles ante la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, la necesidad de acordar un nuevo tratado comercial entre ambos lados del canal de la Mancha antes del próximo 31 de diciembre, un plazo que Von der Leyen ve “imposible”. 

En el encuentro que han mantenido en la capital británica -el primero cara a cara- la política alemana y el mandatario británico han tanteado el terreno en vistas a la negociación comercial que se abrirá en las próximas semanas.

Tanto Johnson como Von der Leyen han puesto sobre la mesa sus posiciones de partida en la negociación, que se prevé compleja y cuyo resultado debe quedar aprobado antes de diciembre, si no se solicita una extensión.

Dado que el primer ministro británico insiste en que no tiene intención de pedir esa prórroga, Von der Leyen ha subrayado que en ese caso deberán establecerse prioridades en la negociación: “Es básicamente imposible negociarlo todo”, ha dicho.

El diálogo no será un escenario de “todo o nada”, ha sostenido la presidenta de la CE, que asegura que trabajará día y noche para lograr “un nuevo tratado verdaderamente amplio y ambicioso”.

La legislación comunitaria determina que el diálogo formal solo puede comenzar una vez el Reino Unido haya abandonado la Unión Europea (UE), lo que se producirá el próximo 31 de enero, si, como se espera, el Parlamento británico ratifica a tiempo el acuerdo de salida.