El Gobierno británico dice que hay menos de 50 % de posibilidades de llegar a un acuerdo y Bruselas reconoce que persisten “grandes diferencias”

Ambas partes han pedido a la otra que cambie de posición para tratar de salvaguardar de aranceles y cuotas cuando el denominado período de transición finalice el 31 de diciembre.

Desde que Gran Bretaña abandonó la UE en enero, las conversaciones se han estancado en gran medida por dos cuestiones: los derechos de pesca del bloque en aguas británicas y la creación de un llamado campo de juego nivelado que proporcione reglas de competencia justa para ambas partes.

La Eurocámara ha advertido de que no tendrá tiempo para ratificar el pacto si este no se alcanza antes de la medianoche del próximo domingo.