Los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea están en el “impulso final” para cerrar un pacto comercial

A solo una semana de que termine el periodo transitorio, los esfuerzos para resolver la disputa a cuenta de las cuotas de pesca en aguas británicas se han acelerado para evitar el caos el 1 de enero.

Para el principal negociador de Bruselas, Michel Barnier, estos días son cruciales.”Estamos realmente en el momento crucial, y le estamos dando el empujón final. En 10 días el Reino Unido dejará el mercado único y yo seguiré trabajando con total transparencia con el Parlamento Europeo y los estados miembros.”

Las naciones de la UE han insistido en que incluso considerarían la posibilidad de negociar más allá del 1 de enero si fuera necesario, reconociendo que un acuerdo que salvaguardara cientos de miles de empleos en ambas partes no debería desmoronarse por el pequeño sector pesquero.

Pero el Primer Ministro del Reino Unido Johnson es inflexible, si no hay un acuerdo, las dos partes comercian bajo las reglas de la OMC. Mientras tanto, se dice que la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, está en constante comunicación con Johnson.